top of page
  • Writer's pictureMERCURIO

"BUSCO JUSTICIA PARA MI ESPOSO PORQUE ES INOCENTE"



- Desde hace más de 2 años, el esposo de América Lizeth, Jesús Fernando, está preso en el penal de Goros II, Ahome, acusado de homicidio, luego de que la parte ofendida presentará a un testigo que se identificó con una copia de su INE, y lo señalara como responsable, del cual y desde entonces nunca se supo nada de él y un juez tomó como prueba fehaciente para juzgarlo y meterlo a prisión; el caso ya llegó hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador

Los Mochis.- América Lizeth Miranda Álvarez entregó el pasado 20 de marzo del año 2020 una súplica por escrito en las manos del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, implorando al Jefe del Estado Mexicano que se investigue a fondo el proceso judicial que mantiene a su esposo preso en el penal Goros II, ubicado en el municipio de Ahome, al norte del estado de Sinaloa y hasta la fecha la oficina de Palacio Nacional no ha dado respuesta.

En la misiva, América Lizeth acusa que en Sinaloa los Policías Ministeriales, Agentes del Ministerio Público y Jueces de Control y Enjuiciamiento Penal se han venido dedicando a fabricar culpables como estrategia para favorecer y otorgar impunidad a los verdaderos criminales, tal y como ocurre en el expediente 467/2018, en el que se habría acusado a Jesús Fernando, esposo de América de un homicidio que dice no cometió y por el cual está siendo sentenciado a purgar una condena de más de 9 años de prisión.

Jesús Fernando fue aprehendido el pasado 05 de junio del año 2018 y desde ese día se encuentra preso en un penal del estado de Sinaloa, inculpado por un hecho sangriento con fecha 02 de noviembre del año 2017, donde perdió la vida una persona que en vida llevó el nombre de Gabriel Augusto y ocurrido en la sindicatura de San Miguel Zapotitlán, ubicada al norponiente de la ciudad de Los Mochis.

Miranda Álvarez sostiene, por escrito ante el presidente de México, que durante el proceso penal que se le siguió a su esposo se comprobó con testigos presenciales que Jesús Fernando no es el culpable del homicidio de Gabriel Augusto y que en autos del expediente obran constancias que los testigos de “la Parte Ofendida”, fueron manipulados por la Fiscalía de Sinaloa y “consentidos” por el Poder Judicial de Sinaloa.

La esposa de Jesús Fernando escribió que los policías de la Fiscalía actuaron de evidente mala fe y maldad al nunca exhibir arma de fuego alguna, con la que se dijo se dio muerte a Gabriel Augusto, ni tampoco, añade América en su carta, hubo prueba de disparo de arma de fuego que acreditará la participación activa en los hechos que se le imputan a su conyugue, así como nunca existió peritaje formal ni oficial del crimen, en el que se hubiera recreado los hechos sangrientos y donde se identificará la “mecánica del asesinato”.

América Lizeth indica que un “testigo fantasma”, sin nombre, ni identidad, ni domicilio, es quien señaló a su esposo, añadió que cinco de los testigos que presentó la Fiscalía, cuatro no señalaron a Jesús Fernando y que el único testigo que acusa a su marido bajo el nombre de Angel Uluarte García, nombre con el que se presentó a juicio, no aparece en registros del IMSS, CFE, JAPAMA, Policía Municipal, Plataforma México, INE y otras bases de datos, por lo que se advierte que fue inventado para dañar al imputado.

Esas son las complicidades de la Fiscalía de Sinaloa con el Poder Judicial, situaciones que obligaron a América a clamar justicia ente López Obrador y de las cuales espera ayuda, socorro y justicia de parte de la presidencia de México.




367 views0 comments
bottom of page