top of page
  • Rafael Montoya

¿Qué hay en el Évora?

Sí hay "pa´dónde salir”

Ya están a la vuelta de la esquina, esos días de diciembre donde los familiares se vienen a su “pueblito” para pasar sus vacaciones en casa de los padres o abuelos, como en todos los años, ¡tan bonito!, ¿sí o no? Y siempre hay alguien que alborota a toda la familia al decir: “hay que salir” y todos ¡siii!, ¡salgamos!, ¡vámonos todos! Pero a uno que es de aquí le cuestionan, ¿a dónde podemos ir?


Y no está de más tener en mente a dónde podemos ir a dar la vuelta, porque lugares bonitos sí hay en nuestra querida “Región del Évora”. Para empezar: Angostura atrae con sus playas, Guamúchil cuenta con atracciones de lo más novedoso y el último de los tres -pero no menos importante-, ¡Mocorito, Pueblo Mágico! Que con sus bellas plazuelas (tiene tres) y sus calles con historia, hay para elegir un buen día de paseo.



Para encabezar las opciones de salidas en Angostura (para mi ver) pondría “La Reforma”, actualmente es el puerto “más joven” de México y aunque su despunte turístico para un título como ese está en ciernes, cuenta con un bello parque a la orilla del mar donde puedes ver las embarcaciones pesqueras y diferentes especies de aves sobrevolar justo arriba de tu cabeza, que te aseguro será ¡emocionante! Y más para los niños que les gusta andar de curiosos.


Ya si lo que se quiere es andar de aventurero, fácil puedes rentar una lancha que les lleve a explorar las playas y las diferentes islas que hay en la Bahía Santa María, como la de Tachichilte, una de las más grandes que hasta venados tiene en su fauna. También hay otra donde anidan los pájaros bobos o patas azules -aunque no en esta época del año-. Sin dejar de mencionar las playas como el Médano Blanco, Perihuete o los campos pesqueros de Costa Azul y la Playa Colorada, donde se puede disfrutar de mariscos frescos y con el auténtico 'sazón patasalada'.


Pasémonos con la ciudad de Guamúchil que ahorita está de plácemes con lo más novedoso en su plazuela, al tener de vuelta su verbena popular en el corazón de la ciudad, hace atractiva una tarde de paseo con toda la familia. Y si se te hace poco, puedes cerrar la noche transitando por la calle “FERROCARRIL” donde están las emblemáticas letras y con murales que suman un atractivo más. A dicha calle han agregado un plus los fines de semana, con el festival cultural La Ferro Vive todos los viernes, y la venta de antojitos gastronómicos los fines de semana.


Pero si hay alguno que sea un poco más exigente en cuestión cultural y siempre anda con ganas de aprender cosas nuevas e interesantes, no pasemos por alto los museos de la ciudad. Primero, el de Pedro Infante. Ahí se podrán apreciar algunos de los objetos personales del cantante, películas en las que fue protagonista y también cuenta en su interior, con una máquina de proyección de cine ¡súper grande! Que causa euforia al verla y un montaje de cuando actuó de barbero donde podrás tomarte una divertida foto para tus recuerdos.


A su lado también podrás ingresar al Museo Regional del Évora, donde se mantiene en exhibición algunos de los objetos encontrados que pertenecieron a los pueblos que habitaron en las orillas del río Évora desde antes de que así lo llamaran. A mi lo que me dejó impactado es ver unas piedras con orificios y saber que fueron hechas para fumar tabaco, te das cuenta cómo desde antes las personas están buscando la manera de tener ese hábito dañino. Y ya estando cerca, bien pueden irse a comer un delicioso aperitivo y despejar la cabeza en el parque de La Presa, emblema de esta ciudad.



En el Pueblo Mágico de Mocorito tus familiares seguro que se van a concentrar más en la plazuela central donde está el kiosko, por sus pintorescos colores y adornos con que la visten emana una alegría que contagia para andar caminado por las calles, observando las “casonas” que aún conservan en buen estado, dando vida a su historia con la que realza el municipio.


Pero, no menosprecies la plaza donde está el hemiciclo a los Buelna (Rafael y Eustaquio, generales de la Revolución de 1910). Ahí se tiene un emblemático mural donde se puede apreciar la historia de la Misión de Mocorito, que luego pasó a ser municipio y del cual se desprendieron los otros dos que conforman nuestra versátil región del Évora.

Más adentrado en el pueblo, puedes encontrar una tercer plaza, no menos importante, ahí están nada más y nada menos que, las estatuas de los tres grandes de la Revolución que enorgullecen a los mocoritenses y uno que otro agregado, hablamos de Agustina Ramírez y los dos generales antes mencionados. De su historia y hazañas sería largo platicarte, lo que sí que también es una plazuelita hermosa, flanqueada además por pintorescas construcciones donde puedes tomarte bonitas fotos como el hotel Misión o el Punto Madero.

Y si te toca ir en viernes al Pueblo Mágico y tus gustos son variados, la podrás pasar agradable en los “Viernes de Plaza”, al haber música en vivo, vendimia variada y hasta ¡careadas de volibol! Y los sábados no son nada aburridos en este lugar, pues recientemente han implementado una vistosa y entretenida exhibición de globos.


Así que, ya tienes varias opciones para sacar a tus familiares en estos días próximos para vacacionar y disfrutar de todo lo que el valle del Évora ofrece, paisajes, gastronomía, cultura, historia y sobretodo, la algarabía de su gente. Saludos y te que tengas mucho éxito.

202 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page