top of page
  • Writer's pictureMERCURIO

LOS FRACASOS DE LAS IMPOSICIONES Y EL ÚNICO TRIUNFO DEL PRI

Hasta el pasado 20 de enero, todo indicaba que el candidato a gobernador de la gran alianza PRI-PAN-PRD, sería Jesús “Chuy” Valdez Palazuelos, dirigente del PRI Sinaloa, quien tenía dos años recorriendo desde la costa a la sierra, los 18 municipios, con vísperas de obtener esa candidatura.


Desde ese mismo día, un rumor indicaba que el candidato a la gubernatura, sería Mario Zamora Gastélum, algo que sorprendió a propios y extraños, ya que Chuy tenía todo listo y bien coordinado, para entrarle con todo al proceso electoral.


Nadia se imaginaba que Mario Zamora, había amarrado su candidatura en los niveles más altos del PRI, con la dirigencia nacional de este partido, con las del PAN y PRD, así como senadores y diputados a quienes convenció, que era la mejor opción para encabezar esta “gran” alianza, y de esta forma, acorralaron al gobernador Quirino Ordaz, para sin problema, otorgarle dicha postulación.


El problema no fue solamente haber cambiado drásticamente de candidato a gobernador, Mario Zamora por Chuy Valdéz, sino una vez registrado como pre Candidato el 22 de febrero pasado, decidió sin consultar a la militancia priísta ni a las dirigencias locales de este partido, quitar a todos las y los candidatos a las alcaldías de los 18 municipios, que ya tenían la candidatura en la bolsa, situación que vino abrir otra herida la cual, nunca va sanar.


En todos los municipios, Zamora solicitó los cambios. El gobernador Quirino Ordaz quiso rescatar sus compromisos con aquellos que ya los había “palomeado” para algunas candidaturas, pero Zamora los desconoció desde el primer minuto como pre candidato e hizo todos los cambios que él consideró lo mejor para su proyecto.


Ahí al gobernador, solo le quedó apoyar esa determinación, algo que no fue bien visto por quienes ya les había otorgado candidaturas y efectivamente, iniciaron los reajustes en los 18 municipios.


En todos y cada uno de estos, llegó la señal de Zamora en algunos y de Quirino en otros, misma señal que fue regresada con un batazo de jonrón, en un municipio en donde en la totalidad de la militancia, respaldada por su primer priísta, no permitieron que se impusiera a una candidata mujer, cuando ya se había decidido por un candidato, me refiero al único municipio en donde el PRI, ganó de manera contundente: Sinaloa municipio.


El PRI obtuvo la victoria en una sola alcaldía y perdió todas las diputaciones locales y federales, incluyendo la gubernatura, lo cual debe ser digno de análisis para futuras elecciones, porque la militancia no resistirá nunca más, una imposición que lleve a una derrota segura.


El doctor Rolando Mercado, ganó la alcaldía de Sinaloa, bajo una operación política de priístas con experiencia, de la vieja guardia, por citar a uno de ellos, Artemio Obeso, pero además, cabe señalar, del buen gobierno que ha realizado María León Rubio.


María León antes de ser alcaldesa, es empresaria ganadera, no tuvo ni tiene necesidad de hacer mal uso de los recursos públicos, por esa razón nunca se le ha acusado o señalado de corrupción, de tráfico de influencias o de malversación de recursos públicos, y en la política, hasta hoy se puede decir que ha sido exitosa, pues ha sido la única figura política que le ha ganado a Morena en dos ocasiones.


Por esa razón, a María León la deberían de promover rumbo a la dirigencia del PRI en el estado.


Así queda marcada la historia para los priístas en Sinaloa, por aceptar hasta antes del 6 de junio, con alegría por las imposiciones, ahora tienen que soportar una derrota abismal, peor que la del 2018, y con toda seguridad que si se vuelven a repetir esas malas costumbres y mañas, van con rumbo a desaparecer su registro como partido político. Parece difícil de pensar en esto último, pero es toda una realidad.

738 views0 comments

Recent Posts

See All

Opmerkingen


bottom of page