top of page
  • Writer's pictureMERCURIO

Enfermedad desconocida masacra más de 400 reses en pueblos de Sinaloa municipio

- Hay una alerta que hasta hoy, ninguna autoridad le ha tomado importancia, más que los ganaderos y pobladores de estos lugares… De un momento a otro, las reses caen, agonizan y mueren, como si se tratase de una extraña enfermedad, la cual las está masacrando



Redacción: Ramiro Cazarez // Fotografía: Guillermo Juárez


La Choya, Sinaloa, Sin.- Esta comunidad ubicada por la carretera estatal San Blas-Ocoroni, entre los municipios de Sinaloa y El Fuerte, ha sido testigo de una extraña enfermedad entre el ganado, que ya dejó a sus pobladores sin más de 80 reses, los cuales han caído sin razón alguna y mueren a las pocas horas.


Como si se tratara de un virus del ganado, hay preocupación en comunidades como El Pozo, El Cochi, La Tasajera, El Gallo Nuevo, Los Tablones, El Guamúchil, lugares cercanos entre sí y en donde se han reportado por lo menos 320 vacas muertas por mismas circunstancias.


No se trata del problema de la sequía, tampoco por la falta de alimento, de un momento a otro la res deja de comer, cae debilitada, agoniza y muere, algo que de acuerdo a sus propietarios dedicados a esta actividad durante años, nunca se había visto algo similar.


Algunos de los ganaderos como Sara Galaviz, Rosario Castro, Jaime Beltrán y Jesús Espinoza, no han recibido ni siquiera una visita de las autoridades, menos de la Unión Ganadera la cual no le ha tomado la importancia que requiere.


En un recorrido para documentar con evidencia esta información, el reportero gráfico Guillermo Juárez, fotografió tan solo una parte del ganado muerto.


“Hay más, muchas más reses muertas en comunidades más adentro, el ganado está tirado, muere sin razón alguna y nadie ha venido a ayudarnos”, dijo uno de los afectados.


Existe un gran desespero entre los habitantes dedicados a esta actividad de la ganadería, ya que es de lo que viven y se mantienen, por lo que ven llegar otra crisis económica para sus familias.



“Pedimos al gobierno estatal, al municipal y al gobierno federal, que venga y nos ayude a identificar las causas de las muertes a nuestro ganado, porque nosotros vamos a morir junto con nuestras vacas porque es con lo que mantenemos a nuestros hijos, a nuestras familias, no entendemos la razón, por eso hemos pedido una ayuda que no llega”, expresó.


Las fuertes temperaturas, el olor a animal muerto, marcan a estos pueblos abandonados ante este problema, en una nueva miseria que tienen que afrentar.



Los gobiernos, las autoridades correspondientes a la sanidad, la Unión Ganadera en la entidad, deberían de implementar un cerco sanitario a la brevedad posible, tomar muestras del ganado y determinar las razones por las que está muriendo, sobre todo y lo más importante, que la carne de este ganado no esté llegando a los mercados, debido a que pudiera traer un nuevo problema de salud, que nadie desea en medio de una pandemia que ha dejado cientos de miles de muertos en el país.










1,635 views0 comments

Commentaires


bottom of page