top of page
  • Writer's pictureMERCURIO

A denunciar prácticas de explotación infantil exhortó la Dip. del PAS, Angélica Díaz de Cuén.



- Cerca de 3.3 millones de niños, niñas y adolescentes sufrieron de explotación infantil tienen durante el 2021.



Culiacán, Sin.- Como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la diputada del Partido Sinaloense, Angélica Diaz de Cuén hizo un llamado en tribuna a los padres de familia a evitar cualquier práctica de explotación infantil hacia sus propios hijos, así como un llamado a la sociedad en general a denunciar ante las autoridades estas prácticas que dia a día se observan en las calles, pues según la Encuesta de Trabajo Infantil Nacional, tan sólo en 2021 cerca de 3.3 millones de niños, niñas y adolescentes se encontraban en esta situación.


"En México se vive día a día la Explotación Laboral Infantil, en el que muchos niños, niñas y adolescentes son víctimas de esta situación, y que además las condiciones en las que lo hacen no son las apropiadas a su edad pues lo hacen en lugares con espacios reducidos o en muy malas condiciones, bajo presión, expuestos a riesgos como lo son trabajar con productos químicos, gases o utilizan herramientas peligrosas etc."


Añadió que otra forma de explotación y la más común es que nuestros niños y niñas los llevan a las calles a pedir dinero, que en muchos de los casos son los propios padres familia, cuando lo correcto es que deberían estar disfrutando de su infancia, así como de acudir a la escuela a convivir con otros niños de su edad y estar atendidos por personal debidamente capacitado para fomentar en ellos el conocimiento de sí mismos y del mundo que les rodea, sin embargo, al estar en las calles se les priva de esas oportunidades.


"Se ha vuelto muy común ver en las calles de diversos municipios a niñas y niños pidiendo dinero a los automovilistas o a las personas que transitan sobre todo en las zonas céntricas o cercanas a plazas comerciales, y lo que debería de preocuparnos es que ese problema lo normalicemos, es decir, que dejemos de verlo con las dimensiones y graves consecuencias que puede traer para el futuro de los propios niños, porque las repercusiones no son solo a nivel físico, sino también mental".


La diputada Díaz de Cuén añadió que en este tipo de acciones, un amplio número de casos de los niños que son explotados caen en prácticas como la drogadicción, la cual les ayuda a evadirse y a superar el día a día. Asimismo, son muchos los niños que sufren trastornos de depresión y ansiedad, junto con un sentimiento de desamparo total; se sienten solos en un mundo que no les ofrece ningún tipo de protección y para el cual son totalmente invisibles.

13 views0 comments

Σχόλια


bottom of page